martes, 2 de octubre de 2007

Tormenta


La soledad es un cable de alta tensión.

Es de madrugada y hay una enorme tormenta sobre Málaga que zarandea el silencio.
LLueve. Llueve a ritmo caprichoso.
Y mezclo: algo de miedo, algo de frío.
Sensualidad e inspiración.
Camino sobre la tensión de la noche.
Un paso y otro.
Hay mas locos de alta tensión bajo esta luz y con este pensamiento aislante.
Miro a mis amig@s los acróbatas de emociones, magos del movimiento y sin darme cuenta formo parte del espectáculo.
Proyecto una coreografía anímica en las alturas.
Sigo la armonía del conjunto.
Estremecida en un aplauso que suena a lluvia sobre los cristales.



1 comentario:

Jota dijo...

Mientras espero, no desespero; de lado me dejan, mis costados se inquietan. Apartado por unas imágenes huidizas, palabras que bailan en un pensamiento de anochecida...
La espera, siempre tan vacia.