jueves, 13 de septiembre de 2007

Es caprichoso el azar


Un año mas los dias de vacaciones se agotan.
Atrás queda un buen verano lleno de ilusión y brisas de mar. Cantidad de secuencias entrañables para no olvidar... Hay veranos perennes y éste lo es. No se marcha , solo se despega un poco...se retira para permanecer. Entramos en el proceso de la adaptación con resfriada alegría de cambios.
Unas vacaciones al Origen y al Viaje de todos nosotros através de un tiempo escogido. El corazón ha tomado el sol y se ha oxigenado. Y las madrugadas contienen la sabrosa risa de algodon dulce de todas las fiestas y el punto cool de las estrellas si alguna te atrapo en el cielo mientras soñabas. La noria del tiempo sigue su movimiento. Si nos cruzamos...reaparecera el cosquilleo. Y seremos Vacantes Bohemios de nuevo.
Cuéntame qué hiciste este último verano. Susurrémoslo al oido. Guárdalo en el archivo de tu existencia. Yo tengo la memoria en mi mano cogida bien fuerte.



2 comentarios:

Jota dijo...

Más caprichoso es el destino
Tanto como un cruce de palabras al vuelo, un deseo a destiempo, cuando el anterior que ocupaba el espacio se ha debilitado lo suficiente como para dejar su lugar al sueño que emerge de ese trozo vacío y vacuo en la cama al despertarte.
Estar o no estar, aventurarse o permanecer estático, las decisiones sobre la emotividad son actos frecuentemente involuntarios, impulsos sin control como debe ser dormir vestido.
Aguardar, la espera no tiene que ser inacción, todo lo contrario.

Eduardo dijo...

hola Elo. Realmente todo es miedo y todo es imposible lo peor de todo es que cada vez te hecho más de menos.
cuanto mas miedo mas pienso en ti y cuaqnto mas pienso en ti más insoportable es la existencia sin ti.
Mua.